INNER·WORLD

Desde hace algunos años vengo dibujando unos personajes sencillos. Me recuerdan a los de Keith Haring o incluso al Cuttlas de mi admirado Calpurnio. Están por todas partes, me doy cuenta cuando saco apuntes pasados, facturas e incluso actas de reuniones. He puesto un poco de orden en su pequeño mundo y he formado un pequeño ejército. Lo más preocupante es que he observado que están aprendiendo a hablar... y tienen un montón de ganas de interactuar entre ellos. Los hay divinos, metafísicos, vulgares, superhéroes y personas normales (mentirosos, ecologistas, enamorados e incluso fans del Ipad).


"Una serie de historietas con trasfondo científico, donde física, filosofía y cosmología se unen al humor más cotidiano" (Microsiervos)